Artist

Camila Eslava

Camila Eslava. Meditación Gráfica. Salón Comunal apuntes sobre la exposición de Camila Eslava en Salón Comunal, Bogotá, Colombia.

Juan Pablo Zapata 2015 : http://issuu.com/juanpablozapatasantos/docs/ka

The Art of Meditation. The Bogota Post

Graphic Meditation / Montreal 2015

Hace más de seis años Camila Eslava inició la práctica que denomina meditación gráfica. Se trata de un ejercicio fluido y constante del dibujo, que se despliega en series potencialmente infinitas y al mismo tiempo se repliega sobre la propia experiencia de la mente dibujante, encarnando así en cada dibujo la disolución del yo en la acción y en el tiempo. Durante todo este tiempo Camila desarrolló la meditación gráfica en un circuito íntimo que ha definido la ligereza de los soportes empleados y la flexibilidad de los formatos que facilitan una alta fragmentariedad al tiempo que una gran fuerza expansiva. En esta exposición, Camila reúne un importante conjunto gráfico y documental referente al desarrollo de la Residencia del Consejo de Letras y Artes de Quebec, que realizó en Montreal entre los meses de abril y julio de 2015. En esta ocasión somos testigos de un cambio significativo de la meditación gráfica que consiste en su apertura a una dimensión intersubjetiva, marcada por la búsqueda de contacto y la construcción de lugar durante la estadía en Montreal. Ahora, al carácter serial, cambiante y transitivo de la meditación se suma una potencia de diseminación que involucra de una forma directa a personas elegidas en medio de geografías recorridas entre la disciplina y el azar. Nos enfrentamos a una serie que se disemina a través del correo postal y se deshace para rehacerse dentro de un nuevo juego, en otra ciudad. El dibujo, generalmente atado al mundo de las formas, y limitado al juego interminable de la identidad y de las apariencias, se fuga hacia el plano vibrátil de las sensaciones, de donde parte su camino hacia nosotros, a través de la metamorfosis extraordinaria del tiempo en el dibujo.

Sylvia Suárez, agosto de 2015  

Texto de sala para la exposición individual en Salón Comunal, Bogotá agosto-septiembre 2015

DESSINER L'ESPRIT DESSINANT. These Doctorale Camila Eslava

Camila Eslava 2014: http://issuu.com/camilaeslava/docs/these-camilaeslava?e=22386726/31841139

DESSINER L’ESPRIT DESSINANT / Exploration des traces d’un processus de contemplation plastique

Thèse dirigée par Marie-Hélène Tramus.

Université Paris 8 Vincennes - Saint-Denis U.F.R. Arts, philosophie, esthétique École doctorale Esthétique, Sciences et Technologies des Arts

Discipline : Esthétique, Science et Technologie des Arts. 

 Présentée et soutenue publiquement par Camila Eslava le 12 février 2014. Mention Très Honorable avec les félicitations du jury.

PEPE COCOLO / Exposición Alianza Francesa. 

Texto sobre Pepe Cocolo para para catálogo y sala. Rosario Lopez

Materialismos, Imágenes en 3d, investigación curatorial desarrollada por Humberto Junca y Jaime Cerón en el año 1999, presentó una serie de obras de artistas colombianos que recrearon los conceptos argumentales de estos noveles curadores. El documento investigativo de Cerón y Junca desde su construcción, es en sí una pieza innovadora y creativa. Escrito a cuatro manos -literalmente - es un texto que recorre ciertas sinuosidades en el asunto teórico, sin descuidar en ningún momento su objetivo primordial: plantear el estado de la escultura de finales del siglo XX, en un contexto como el colombiano. En este texto los autores pretendieron estudiar el objeto en términos de “lo artístico”, proponiendo un recorrido a partir del primer ready-made presentado como pieza de arte; hasta las mas complejas explicaciones que desde el psicoanálisis han estudiado la afectación del cuerpo con relación a los objetos del mundo real. Materialismos, Imágenes en 3d para cualquier espectador desprevenido podría representar una burla o un descuartizamineto de una serie de objetos domésticos, cacharros apilados sin ningún sentido o simplemente caprichos recolectados por los curadores a lo largo de sus peregrinaciones investigativas. Sin embargo desde el análisis y estudio de la forma, en el marco de la elaboración tridimensional, Materialismos fue punta de lanza para liberar el anquilosado proceder escultórico desarrollado hasta ese entonces en las escuelas de arte del país. Materialismos permitió ver el objeto desde otra perspectiva. Otorgó el margen de la duda en términos constructivos donde se marcaba un fuerte rasgo inoperante a estas insulsas construcciones, desplazando con un gesto irónico la desgastada escultura monumental en Colombia. Remplazándola por una frágil estructura de guadua o una simple forma hecha estructura en un material tan maleable y blando como el peluche. A partir de este momento jóvenes artistas, recién egresados de las academias empezaron a entender su proceder en el arte y a reivindicar su propio cuerpo como territorio paralelo a la creación de los objetos. Pepe Cocolo es el ejemplo mas elocuente para este planteamiento, donde su autora reconoce en la construcción de ciertos objetos una metáfora de su propio cuerpo y su relación en el mundo. Para Camila Eslava (Bogotá, 1981) la utilización de hilos sintéticos es el recurso primario de aproximación al problema escultórico. Camila identifica el hilo como una primera línea expuesta en un plano de representación, que al ser acumulada con otra sucesión de líneas y enredada para conformar puntos de enlace, este sencillo filamento se transformará en un enmarañado tejido o estructura fibrosa. Ella entiende que así como su cuerpo es la sumatoria de redes complejas, jerarquizadas en un imbricado sistema de órganos, sus objetos igualmente estarán destinados a estas mismas interconexiones y emplazamientos al interior de un espacio expositivo. A partir de la acumulación, yuxtaposición y repetición de las fibras, las estructuras tejidas por Camila Eslava empiezan a conglomerarse como un gran sistema de modulación orgánica que se expande sin control y se comportan como “estructuras hechas forma”. Esta estrategia le permite a Camila aproximarse a la materia de una manera más intuitiva y experiencial. El método utilizado facilita a la artista perseguir una idea de acuerdo a las sugerencias propuestas por el material. La forma no es una idea a priori donde el prototipo tridimensional es construido en pequeña escala para ser agigantado en otros medios y ubicado en un lugar especifico. Por el contrario, la creación de la forma se establece por la “comunicación simbiótica” entre la artista y ese material que la representa a ella misma. Por lo anterior el proceso escultórico de Camila Eslava no tiene un principio y un final establecido, lo interesante en este proceder radica es en la importancia de ese gesto constructivo manifiesto a través del material que proyecta a la artista en un espacio determinado. En este sentido se establece el emparentamiento de posturas con los argumentos planteados en Materialismos, Imágenes en 3d y el ecosistema de formas tejidas por Camila Eslava en la muestra titulada Pepe Cocolo. En estos dos eventos se presiente una nueva exploración en el pensamiento tridimensional, determinado por un fuerte compromiso por parte de los artistas en establecer una estrecha relación con los materiales y el oficio escultórico. Este gesto que se deriva del ejercicio del “hacer”, es una acción determinante en la producción de conocimiento y en consecuencia en el asentamiento de un dialogo entre la obra de arte-espectador. Las obras expuestas en Materialismos y Pepe Cocolo tienen un común denominador además del oficio de autor y su marco de representación visual; las piezas introducen valores perceptibles - tales como el tiempo y el espacio- que van mas allá de la forma tridimensional, involucrando al espectador en una experiencia sensorial. Esta nueva relación con los objetos, determinada por la manipulación de los llamados “dispositivos sensoriales” movilizan al espectador de su posición pasiva frente al objeto creado, invitándolo a participar en la configuración y transformación de la forma. El ecosistema Pepe Cocolo trabaja al interior del espacio expositivo como un gran sistema de núcleos sensoriales donde cada puntada que la artista entreteje esta involucrando el tiempo real del espectador y el espacio donde se genera esta experiencia. Así el mundo de objetos planteados en estas reflexiones, comprometen al espectador como un agente de transformación y reanimación de estos sistemas que al ser presentados al interior de una institución artística – museo, galería, sala de proyectos - sugieren por lo mismo que ellos plantean, un rompimiento de los esquemas tradicionales y otra manera de entender los objetos en el mundo real. rlp  

Rosario López. Bogotá Mayo 2005

 O desenho atua sem compromisso, articulando uma estranha utopia com tudo aquilo que é resto.

Desenhar pode ser uma forma de meditação, enfim, de investigar uma experiência interior. Isso pode extravasar o tema de um desenho e ficar retido no gesto de desenhar. No entanto, existem movimentos involuntários (e meditativos) que não se inscrevem na ordem do gesto. Tais movimentos de natureza vegetal podem ser uma busca pela luz ou por nutrientes e, em seu núcleo há uma continuidade de metamorfoses praticamente imperceptíveis. O desenho pode ser um sismógrafo dessas transformações, daquilo que uma visão perde quando está quase sempre imersa na escala antropológica: seja o movimento de micro-organismos, seja os movimentos das plantas. Pode haver em um desenhista uma sensação (sim, uma sensação) de deslocamento deste olhar. Mostrar o ínfimo pode ser o limite da fabulação e, ainda, de uma utopia. Se o sentimento de utopia pode soar estranho em uma época na qual a esperança é duvidosa, essa sensação está mais próxima da fisiologia. Digamos, no entanto, que esta esperança do corpo único tenha sido fragmentada em micro-organismos. Diríamos adeus a última unidade utópica, o corpo? Uma desenhista se vale de seus movimentos para captar e expandir o mínimo. A série de doze desenhos de “The jungle”, de Camila Eslava recupera oportunamente o limite da camuflagem, da indistinção entre fundo e figura, rendendo ao desenho as etapas de perfuração e textura. “The jungle” se funde no contraste de sua materialidade (branco, preto, tinta, papel), ocupando todo o espaço ativar uma pulsão escópica do olhar: é preciso ficar atento. Neste jogo, a camuflagem pode ser uma proteção, uma ameaça. Para Camila Eslava o desenho mantém em suspenso seu próprio ato performativo: ela produz em papel fotográfico diversas séries vegetais, tomando a repetição como gesto criador de variações. Acomodados em diversas caixas e geralmente executados na Biblioteca Nacional de França, os “eventos gráficos” ganham a dimensão de um conjunto de notas tomadas por uma pesquisadora que mantém o trabalho tenso sem o acabamento de uma escrita que lhes dê unidade. Por enquanto, essa reunião acontece por um outro caminho. Trata-se de Atmosférico. Este trabalho é um rolo de papel que tem aproximadamente cento e cinquenta metros e, ao modo de um filme, reúne dois anos de “pequenos gestos interiores” realizados por Camila Eslava. O grande “filme” ou “matriz” desse trabalho joga com a escala de uma paisagem antropomorfizada e representável por florestas, folhagens seguindo ainda pelo movimento de texturas de micro-organismos e pequenas percepções. Essa paisagem oscilante ainda assume características gráficas de zonas neurais ou cardiológicas, pois Camila se vale de impulsos de toda uma tecnologia da medicina que imprime os traços via eletrocardiograma ou encefalograma. Diante de tal semelhança, a aventura de Camila Eslava para reter a atenção e um tipo de presença no desenho, por mais que seja efêmera, cria um verdadeiro um inventário de percepções.

Eduardo Jorge de Oliveira, 2012 

- See more at: http://interartive.org/2012/09/desviosdodesenho/#sthash.9NrUuOJr.dpuf

 

El dibujo actúa sin compromiso, articulando una extraña utopia con todo aquello que queda.

Dibujar puede ser una manera de meditación, en fin, de investigar una experiencia interior. Eso puede revasar el tema de un dibujo y quedar retenido en el gesto de dibujar. Sin embargo, existen movimientos involuntarios (y meditativos) que no se inscriben en el orden del gesto. Tales movimientos en la naturaleza vegetal pueden ser una búsqueda por la luz o por nutrientes y, en su núcleo hay una continuidad de metamorfosis prácticamente imperceptibles. El dibujo puede ser un sismógrafo de esas transformaciones, de aquello que una visión pierde cuando está casi siempre inmersa en la escala antropológica: sea el movimiento de micro-organismos, sean los movimientos de las plantas. Puede haber en un dibujante una sensación (sí, una sensación) de desplazamiento de esta mirada. Mostrar lo ínfimo puede ser el límite de la fabulación y, aún, de una utopía. Si el sentimiento de utopía puede sonar raro en una época en la cual la esperanza es dudosa, esa sensación está más próxima de la fisiología. Digamos, sin embargo, que esta esperanza del cuerpo único haya sido fragmentada en micro-organismos. ¿Diríamos adiós a la última unidad utópica, el cuerpo? Una dibujante se vale de sus movimientos para captar y expandir lo mínimo. La serie de doce dibujos de “The jungle”, de Camila Eslava recupera oportunamente el límite del camuflaje, de la indistinción entre fondo y figura, rindiendo al dibujo las etapas de perforación y textura. “The jungle” se hunde en el contraste de su materialidad (blanco, negro, tinta, papel), ocupando todo el espacio para activar una pulsión escópica de la mirada: es necesario estar atento. En este juego, el camuflaje puede ser una protección, o una amenaza. Para Camila Eslava el dibujo mantiene sostenido su propio acto performático: ella produce en papel fotográfico diversas series vegetales, tomando la repetición como gesto creador de variaciones. Acomodados en diversas cajas y en general ejecutados en la Biblioteca Nacional de Francia, los “eventos gráficos” ganan la dimensión de un conjunto de notas tomadas por una investigadora que mantiene el trabajo tenso sin el acabado de una escritura que les de unidad. Mientras tanto, esa reunión acontece por otro camino. Se trata de “Atmosférico”. Este trabajo es un rollo de papel que tiene cerca de ciento cincuenta metros y, a la manera de una película, reúne a lo largo de los años “pequeños gestos interiores” realizados por Camila Eslava. La gran “película” o “matriz” de ese trabajo juega con la escala de un paisaje antropomorfizado y representable por bosques, follajes siguiendo aún por movimiento de texturas de micro-organismos y pequeñas percepciones. Ese paisaje oscilante asume características gráficas de zonas neuronales y cardíacas, pues Camila se vale de los impulsos de toda una tecnología de la medicina que imprime los trazos vía electrocardiograma o encefalograma. Ante tal similitud, la aventura de Camila Eslava para retener la atención y un tipo de presencia en el dibujo, aunque sea efímera, crea un verdadero inventario de percepciones.

Eduardo Jorge de Oliveira, 2012

 

Statement

EN

My creative process evolves in a contemplative state. It emerges from the experimentation of my mental energy like a fluid flowing constantly between inside and outside myself. I discover and taste the plasticity of this process mainly by actions such as drawing and spinning. I consider such actions as a seismography of the inner gestures. The universes of shapes, the graphical happenings, the embodied actions arise from these plastic actions, suggesting a multiplicity of connections and organizations in the perceiving and receiving process. Simple elements like dots, lines, marks, spots and other very purified shapes, become a meditative practice all through the operations of repetition, variation, accumulation, and juxtaposition. During this meditative practice, the shapes become at once more and more complex and more and more simple and in the process, it shows me new ways and directions for drawing and creating. In this way my work celebrates the plasticity of the universe in the transitory aspects of its shapes, and the mental energy that creates them and perceives them.

FR

Mon travail évolue dans un état contemplatif. Il émerge de l’expérimentation de mon énergie mentale comme un fluide qui circule sans arrêt entre l’intérieur et l’extérieur de moi-même. J’expérimente plastiquement ce processus de circulation par les actions de tisser et de dessiner, vécues toutes deux comme une sismographie des gestes intérieurs. De ces actions naisent des installations et des univers de formes, des corporéités événements graphiques qui suggèrent une multiplicité d’organisations et de relations pour la perception. Des éléments simples tels que des lignes, des taches, des points ou autres formes très épurées, deviennent, dans leur répétition, leur variation, leur accumulation et leur juxtaposition, une pratique méditative au cours de laquelle les formes se complexifient à travers moi et me montrent à chaque fois de nouvelles directions à tracer. De cette manière, mon travail commémore la plasticité de l’univers par l’aspect transitoire de ses formes et de l’énergie mentale qui les crée et les perçoit.

See more at : http://www.galerieb312.ca/programmation/meditation-graphique-—-montreal-2015

ES

Mi trabajo emerge de un estado contemplativo y se despliega en un ejercicio constante de presencia al momento indefinible y sorprendente en que un gesto se manifiesta, toma forma y se transforma. Mi proceso creativo se desarrolla como un juego que intenta seguirle el hilo a la energía mental que da lugar al acto plástico, circulando como un fluido entre el interior y el exterior de mí misma hasta la disolución de la frontera entre ambos. Experimento esta circulación principalmente por acciones tales como tejer y dibujar las cuales se manifiestan como una especie de sismógrafos de gestos interiores. De estas acciones nacen instalaciones, universos de cuerpos tejidos como el Ecosistema de Pepe Cocolo (2000-2005) o de formas que se sitúan entre del plano y el volumen como The jungle (2009), de “eventos gráficos” Graphic Meditation (2010-20…) y metamorfosis gráficas AtmosferiKo (2009-2012). Cada una de estas obras sugiere una multiplicidad de organizaciones y de relaciones, mostrando cada vez una nueva dirección a seguir para una nueva experiencia. Elementos simples como líneas, ondas, manchas, puntos sobre el plano o puntos de croché, nudos, u otras formas y actos depurados, se vuelven estructuras complejas por medio de operaciones básicas como la repetición, la variación, la acumulación, la sustracción o la yuxtaposición. En este proceso, mi trabajo es una práctica meditativa que conmemora la plasticidad del universo por el aspecto transitorio de sus formas y de la energía mental que las crea y las percibe.